Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

TITULARES

Suspendida
la ley SB-20

El 50% de detenidos por
el ICE no son deportados

Michigan necesita
50.000 inmigrantes

Republicanos no quieren la ciudadanía para indocumentados

Carolina del Sur es el
“campeón” del E-Verify

Acción Diferida, inalcanzable
para un millón de “Dreamers”

Deportaciones no resuelven problema de inmigración ilegal

Inmigrantes en EE.UU. Residentes y documentados
La reforma brindará una
vejez digna a inmigrantes

Muertes de inmigrantes indocumentados
En la frontera Eu_México

 

Suspendida
la ley SB-20

Carolina del Sur cedió ante la presión ejercida en las cortes por una coalición de organizaciones de la sociedad civil y suspendió la ley antiinmigrante SB20, informó Univision.com.

“También queda sin efecto la posibilidad de detener o prolongar la detención de una persona”.

La ley, entre otras medidas, otorgaba poderes extraordinarios a las policías locales para que sus agentes actuaran como policías federales y arrestaran a inmigrantes indocumentados.

La ley fue promulgada en junio de 2011 y parcialmente suspendida por cortes federales ese mismo año.

El gobierno de México se congratuló por el acuerdo alcanzado entre organizaciones civiles y el gobierno de Carolina del Sur, el cual suspendió de forma permanente algunas disposiciones migratorias que perjudicaban a personas sin papeles de estadía legal. La estadía indocumentada es una falta de carácter civil no criminal en Estados Unidos.

Más consecuencias
Además de suspender los poderes extraordinarios a las policías locales, también quedó sin efecto la posibilidad de detener o prolongar la detención de una persona, sólo para inquirir sobre su condición migratoria.

La cancillería mexicana dijo que entre las disposiciones que quedan sin efecto destacan la penalización por alojar y transportar a personas indocumentadas, la obligatoriedad de portar prueba de registro migratorio y la criminalización por el uso de identificaciones falsas.

También queda sin efecto la posibilidad de detener o prolongar la detención de una persona, sólo para inquirir sobre su condición migratoria.

Los antecedentes
La ley SB20 de Carolina del Sur se inspiró en la también polémica SB1070 de Arizona. La medida, patrocinada por republicanos, fue aprobada por 69 votos a favor y 43 en contra y exigía que la policía local (estatal y municipal) revisara el estado de inmigración de sospechosos y ordenaba que todos los negocios revisaran sus contrataciones a través del polémico programa federal E-Verify.

La SB20 hizo cambios a otra ley similar aprobada en 2008 que, entre otras disposiciones, sanciona severamente a empresas que contraten a sabiendas a inmigrantes indocumentados.

La SB20 facultaba a la policía de Carolina del Sur para cumplir funciones migratorias, y arrestar a personas con base en su estatus legal.


Lo laboral
Los secretarios de Justicia y de Trabajo de Carolina del Sur habían pedido a principios de junio de 2011 a la legislatura que ajustara la propuesta de ley a un reciente fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia, que dictaminó que los empleadores que contratan a indocumentados serán sancionados con el retiro de sus licencias de operación en vez de castigos económicos.

Esta recomendación modificó una ley migratoria aprobada por el estado en 2008. Ese año Carolina del Sur aprobó una norma que sanciona con penas económicas a empresas que contraten trabajadores no autorizados y permite que la División Estatal de Cumplimiento de la Ley (SLED) negocie sociedades con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para detener a indocumentados.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes habían advertido que si la ley era aprobada causará un impacto negativo en el estado.

Según los datos del Censo 2010, en Carolina del Sur más de 235.000 personas se identificaron como hispanas en ese año, un incremento del 148% en comparación con el 2000.

El 50% de detenidos por
el ICE no son deportados

WASHINGTON, (EFEUSA). La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha tenido cada vez menor éxito a la hora de convencer a un juez de inmigración para que emita órdenes de deportación de inmigrantes indocumentados detenidos.

De acuerdo con un reporte publicado por el organismo Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse (Nueva York), ahora se conceden órdenes de expulsión de inmigrantes en el 50 % de los casos solicitados por ICE, lo que representa el nivel más bajo desde que se lleva a cabo un rastreo sistemático hace más de 20 años.

Durante años, la tasa de concesión de órdenes de deportaciones en respuesta a las solicitudes del Departamento de Seguridad Nacional había fluctuado entre el 70 y el 80 %, según la información gubernamental.

Las estadísticas
El nuevo reporte indica que hace cinco años las órdenes de expulsión de inmigrantes irregulares se expidieron por tres de cada cuatro casos (76,2 %) presentados por las autoridades acusatorias ante los tribunales de inmigración.

Durante el año fiscal 2011 esa tasa había caído a 70,2 %; para el año fiscal 2012 había disminuido a menos de dos de cada tres (62,6%), según el informe de TRAC.

El año pasado los registros indicaron una tasa del 52,9 %, en tanto que durante los primeros cuatro meses del actual año fiscal 2014 (de octubre 2013 a enero 2014) esta tasa fue de sólo el 50,3 %.

En términos prácticos, esto significa que en lo que va del año se ordenó la deportación en la mitad de los 42.816 procesos en las cortes de inmigración.

Más y menos
Los resultados variaron según el estado: la tasa de éxito del ICE fue más elevada en Georgia (81 %), Louisiana (80,2 %) y Utah (74,3 %). En tanto que las tasas más bajas se observaron en California (38,5 %), Nueva York (29 %) y Oregón (22,8 %).

En lo que va del año se ordenó la deportación en la mitad de los 42.816 procesos en las cortes de inmigración.

 Durante el año fiscal en curso, según los datos desglosados, de los 29.258 órdenes de deportación, 6.676 fueron en Texas y 4.142 en California, siendo los dos estados con más procesos de expulsión de personas.

 En el año fiscal 2013, el gobierno estadounidense deportó a casi 31.000 extranjeros indocumentados, menos que la media de los tres años anteriores de la administración del presidente Barack Obama, aunque la cifra de centroamericanos subió un 27 %.

John Sandweg, director de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, informó de que en el año fiscal que concluyó el pasado 31 de octubre, el país deportó a 368.644 inmigrantes indocumentados.

Dicha cifra es inferior en 30.941 a la media de los tres años fiscales anteriores, en los que las cifras de deportados fueron de 409.849 personas en 2012, de 396.906 en 2011 y 392.000 en el ejercicio 2010.

Michigan necesita
50.000 inmigrantes

WASHINGTON, (EFEUSA). El Gobernador del estado de Michigan, Rick Snyder, pedirá a las autoridades federales la creación de 50.000 visados especiales para poblar con inmigrantes durante los próximos cinco años la ciudad de Detroit, que afronta la peor crisis municipal de la historia del país.

Este programa, que debe ser acometido por las autoridades de inmigración federales, corresponde a los visados EB-2, dirigidos a profesionales extranjeros con alta formación o habilidades excepcionales en tecnología, ciencia, arte o la industria del automóvil, la que dio a esta ciudad su periodo de gloria años atrás.

Con este visado, los profesionales extranjeros deberán comprometerse a vivir y trabajar en Detroit, una ciudad con fama de decadente y peligrosa, pero no necesitarán una oferta de trabajo previa para entrar en el país.

Las autoridades federales sólo pueden expedir 40.040 visas de este tipo al año en todo el país y nunca antes se han autorizado visas especiales para una ciudad o un Estado concreto.

El gobernador de Michigan, del Partido Republicano, plantea que durante los primeros doce meses 5.000 inmigrantes reciban este visado, y que este número aumente progresivamente durante los siguientes cuatro años.


 Esta propuesta se suma a los esfuerzos que se están haciendo desde distintos ámbitos para lograr la recuperación de Detroit, una ciudad en decadencia donde el 38 % de sus habitantes vive bajo el umbral de la pobreza y que ha sufrido una drástica pérdida de población en las últimas décadas.

En la década de 1950, Detroit tenía 1,8 millones de habitantes, mientras que hoy, cuando sufre una crisis municipal histórica y de difícil salida, sólo cuenta con 700.000

Republicanos no quieren la
ciudadanía para indocumentados

WASHINGTON, (EFEUSA). Los republicanos mantienen firme su postura sobre la reforma migratoria en los principios elaborados en su cónclave, en el que rechazan la posibilidad de que se conceda la ciudadanía "a individuos que han violado nuestras leyes" y sólo exceptúan a los llamados "soñadores".

 En los principios elaborados para establecer una postura común respecto a la reforma migratoria propuesta por el gobierno, filtrado hoy a los medios, los republicanos abren la posibilidad de regularización de los indocumentados, pero mencionan una nutrida lista de requisitos que en casos parecen difíciles de cumplir.

 Entre estos requisitos se menciona que los indocumentados estén dispuestos a admitir su culpabilidad, pasen controles rigurosos de sus antecedentes, paguen multas e impuestos atrasados, aprendan inglés y civismo estadounidense, y sean capaces de sostener a sus familia sin necesidad de subvenciones públicas.

No a la ciudadanía, sí a los “Dreamers”
Uno de los puntos de la lista de seis elaborada en el cónclave republicano que se celebró en Maryland sobre la reforma migratoria deja claro que nadie en Estados Unidos está exento de cumplir la ley y que por ese motivo no habrá un "camino especial a la ciudadanía" para esas personas que violaron las normas de inmigración.

 "Nuestra seguridad nacional y económica depende de requerir a las personas que viven y trabajan aquí ilegalmente a presentarse y estar a bien con la ley", señalan.

 Los republicanos, sin embargo, se muestran a favor de los llamados "soñadores", estudiantes indocumentados que cumplan ciertos requisitos y a quienes consideran "niños que no pueden ser castigados por los errores de sus padres".

 El caso de los "soñadores" es mencionado en uno de los principios bajo el epígrafe de "Juventud", en el que el Partido Republicano especifica que es el momento de dar una oportunidad para otorgar la residencia legal y la ciudadanía a "aquellos que fueron traídos a este país cuando eran niños por causas ajenas a su propia cuenta".

 Agrega que esos jóvenes pueden también encontrarse entre aquellos que han servido honorablemente en las fuerzas armadas o han alcanzado un título universitario.

Algo es algo
Este documento del Partido Republicano supone un cambio respecto a la postura migratoria aprobada en junio pasado en el Senado.

 "Cualquier programa temporal de trabajadores debe hacer frente a las necesidades económicas del país y fortalecer nuestra seguridad nacional al permitir caminos realistas y aplicables, que puedan utilizarse de forma legal para la entrada a Estados Unidos", señala el capítulo dedicado a la reforma del sistema legal migratorio.

 Los republicanos hacen énfasis en la particular preocupación por las necesidades de la industria agrícola.

 "Es imperativo que estos trabajadores temporales sean capaces de satisfacer las necesidades económicas del país y no desplacen o pongan en desventaja a los estadounidenses", asegura.

Los intereses nacionales
Los estándares republicanos de reforma migratoria mencionan que el fracasar en conseguir una solución a este tema ha perjudicado la economía y ha puesto en peligro la seguridad nacional.

"El objetivo primordial de nuestro sistema de inmigración es promover y favorecer los intereses nacionales de Estados Unidos y éste no es el caso hoy en día", señala el documento.

Ver para creer. Los republicanos están ahora impulsando la reforma migratoria, pero no quieren ninguna vía hacia la ciudadanía para los indocumentados en los próximos 15 años. La única excepción son los “Dreamers”.

Una "sola y enorme pieza legislativa que pocos han leído y menos han comprendido aún" no puede ser la solución para reformar el modelo migratorio del país, agrega.

La seguridad
De acuerdo con el documento, la reforma del sistema migratorio debe establecer un plan que rechace totalmente la futura concesión de visados a los que cruzan la frontera de manera ilegal.

Con el fin de prevenir fraudes, enfatiza, es necesario instalar un sistema biométrico al entrar y salir del país.

 Los republicanos destacan que es fundamental generar un modelo de verificación electrónica de los empleados, en lugar de tener un sistema de verificación mediante papel.

 Al respecto, la coalición de redes pro-inmigrantes más extensa del país, el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa, dijo que pese a estar satisfechos con el hecho de que los republicanos ya incluyan en su agenda el tema, los principios son insuficientes.

 "Necesitamos una acción real. La falta de liderazgo del Partido Republicano en el último año ha llevado a la separación de cientos de miles de familias de inmigrantes estadounidenses, lo que significa que más de nuestros niños estén creciendo en la desesperación y sin un padre", se pronunciaron en un comunicado.

 Los activistas dijeron que un principio fundamental de cualquier reforma de inmigración debe contar con el plan de ciudadanía estadounidense para los indocumentados.

 

Carolina del Sur es el
“campeón” del E-Verify

CHARLOTTE, (EFEUSA). El estado de Carolina el Sur es pionero en Estados Unidos en la implementación del programa E-Verify, que comprueba la legalidad de los futuros trabajadores de las compañías del estado y que para algunas empresas resulta una "excesiva" carga administrativa.

 "No estamos a la vanguardia en la lucha contra la comunidad indocumentada sino en agregar más problemas y regulaciones, sobre todo a las pequeñas empresas a la hora de contratar a sus nuevos empleados", afirmó a Efe Iván Segura, líder comunitario de Carolina del Sur.

Se registraron 15.800 firmas
Desde que en enero de 2012 se pusiera en marcha esta ley estatal que obliga a las empresas a comprobar el estatus migratorio de sus nuevos contratados, a través del programa federal E-Verify, unas 15.800 firmas se registraron en él durante ese año, lo que equivale a una de las cifras más altas del país, según datos del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (BCIS).

 El Departamento del Trabajo, Licencias y Regulaciones (LLR) de Carolina del Sur es la entidad encargada de realizar auditorías al azar para cerciorarse que las empresas están cumpliendo con la ley, así como de investigar quejas de posibles contrataciones de indocumentados.

No lo utilizaron
Según declaraciones a la prensa local de Lesia Kudelka, portavoz de la oficina de trabajadores inmigrantes de LLR, cerca de 9.000 compañías han sido auditadas, de las cuales se encontró que solo 640 no utilizaron el E-Verify para revisar el estatus de sus futuros empleados.

 "El objetivo es asegurarnos que tengamos los trabajos disponibles para las personas que están legalmente en el país y autorizados para trabajar", enfatizó Kudelka.

Actos discriminatorios
Carolina del Sur tiene una de las leyes estatales que combaten la inmigración indocumentada más estricta del país y ha dispuesto una partida de más de 250.000 dólares para asegurar que todos sus trabajadores tengan permisos de residencia y trabajo.

 Sin embargo, Segura enfatizó que se ha observado un uso incorrecto del programa, lo que ha ocasionado que muchos trabajadores inmigrantes sean descartados de los procesos de selección y sean víctimas de un acto "discriminatorio".

 El líder comunitario agregó que las quejas de los hispanos tienen que ver con errores de las propias empresas, por confundirse al teclear sus apellidos o introducir de manera incorrecta la información del aplicante al puesto de trabajo.

 "Es interesante que los trabajadores agrícolas, del sector pesquero y las nanas que cuidan a los niños están exentos de la verificación de sus papeles. Aquí estamos a la vanguardia de aterrorizar a empresas de otros sectores", sugirió Segura.

 El centro Pew Hispanic estima que de los 235.000 hispanos radicados en Carolina del Sur al menos 45.000 son indocumentados.

Acción Diferida, inalcanzable
para un millón de “Dreamers”

Por Alexandra Vilchez
El sueño de vivir y trabajar legalmente en el país se ha cumplido para muchos "soñadores" que han podido calificar a la Acción Diferida, pero todavía hay jóvenes que enfrentan retos para ampararse bajo esta medida migratoria, los llamados “Dreamers” o “Soñadores”.

Según estadísticas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), entre el 15 de agosto de 2012 al 30 de junio de 2013 se habían recibido 537.662 solicitudes para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), de las cuales 400.562 fueron aprobadas.

Sin embargo, el Brookings Institute estima que 936.000 inmigrantes cumplían con todos los requisitos para aplicar inmediatamente al programa cuando fue anunciado, de los 1,8 millones indocumentados menores de 31 años que llegaron al país antes de junio de 2007.

¿Por qué pasa esto?
Esto supone que hay cientos de miles de jóvenes que no han podido o querido disfrutar de los beneficios de tener un seguro social, permiso de trabajo y, con ello, una licencia de conducir.

Para Sarah Hooker, del Migration Policy Institute (MPI) y coautora de un análisis sobre DACA, varios han sido los factores que han contribuido a que no todos los elegibles para el programa se hayan acogido.

"La falta de recursos para pagar los 465 dólares de la aplicación, inhabilidad de presentar documentos que comprueben su presencia continua en el país, desinformación del programa, y no cumplir con el requisito de educación", explicó Hooker a la agencia Efe.

"Otros simplemente esperan que el Congreso apruebe la reforma migratoria que los legalice de una vez por todas y prefieren evitar pagar dos veces por sus papeles", acotó.

Ejemplos de frustración
A pesar de esta situación, la analista de política considera que, en comparación con otros programas migratorios, "la Acción Diferida ha tenido buenos resultados".

"Por ejemplo, después de un año de haberse promulgado la reforma migratoria de 1986, sólo un 20 por ciento de los que cumplían con los requisitos se inscribieron, y con DACA ya sobrepasa la mitad", enfatizó.

Con apenas 17 años de edad, la mexicana Rossy Cruz se siente frustrada de haber perdido un año completo de gozar de los beneficios que ofrece DACA.

"Como soy menor de edad, necesito que mis padres saquen el pasaporte que tengo que presentar con mi solicitud, y, como mi padre se ha negado a hacer el trámite, me he quedado por fuera", afirmó la joven de origen mexicano que, reside desde hace nueve años en Charlotte, en Carolina del Norte.

Por falta de recursos económicos, desinformación o por no cumplir con los mínimos requisitos, casi un millón de jóvenes no han podido acogerse a la Acción Diferida promulgada por el presidente Obama para frenar su deportación y regularizar de manera temporal su situación legal en Estados Unidos.

"Quiero ir a la universidad y estudiar ciencias políticas, poder manejar sin miedo a ser detenida y trabajar sin problemas para pagar la matrículas de mis clases. Ha sido una agonía ver a otros 'soñadores' salir adelante", apuntó.

Decepcionados
Cruz destacó que tiene muchos amigos que dejaron la escuela antes de graduarse para trabajar y ayudar a sus padres, y otros decidieron formar sus propias familias y nunca regresaron a la escuela, y por lo tanto ahora no pueden aplicar.

También conoce a varios que se fueron del país en 2010, decepcionados cuando no se aprobó el proyecto del Dream Act en el Congreso, lo que los descalifica para el programa.

Estos jóvenes se suman a los cerca de 500.000 mexicanos de entre 15 y 32 años que regresaron a su país entre 2005 y 2010, según un análisis de Jill Anderson, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

A pesar que el salvadoreño Juan Ramos no calificó para DACA, porque llegó al país después del 15 de septiembre de 2007, este joven de 20 años no se dio por vencido y se unió a la organización nacional United We Dream.

"Es muy decepcionante para muchos soñadores no estar amparados bajo esta programa, pero los trato de motivar para que continuemos luchando, ya que sabemos que DACA no es suficiente para el resto de la comunidad", contó Ramos a Efe.

Deportaciones no resuelven
problema de inmigración ilegal

El exdirector del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), John Morton, consideró que el sistema migratorio debe dejar atrás las deportaciones como el único modo de hacer frente a la inmigración ilegal, y se mostró optimista sobre la aprobación de la reforma migratoria.

"La situación nunca ha sido mejor (para lograr la reforma), la cuestión no es si la reforma migratoria se logrará, porque la gente que está envuelta en ello sabe que tiene que ocurrir tarde o temprano. (...) La cuestión es exactamente cuándo y cuáles van a ser los detalles, porque el diablo siempre está en los detalles", argumentó.

Morton reconoció durante una entrevista con el canal Vme, a la que tuvo acceso Efe y que fue emitida la semana pasada, que el sistema actual es fallido y que jamás intentó mostrar que la "ley estaba funcionando bien" o que su agencia tenía "los recursos necesarios".

No hay forma
"Hay once millones de personas en situación ilegal en este país, y simplemente no hay manera de que deportemos a todos ellos. Es imposible. Así que enfoquemos los recursos de la agencia en aquellas personas en las que tiene sentido hacerlo, personas que han cometido delitos o que han sido deportadas varias veces y han vuelto o que han cometido fraude", dijo el exdirector del ICE.

Morton, que dirigió el ICE durante más de cuatro años, desde que fuera confirmado por unanimidad en el Senado en 2009, emitió un memorando en 2010 dando instrucciones a sus agentes para centrarse en deportar a aquellos inmigrantes ilegales que habían cometidos delitos y además habían incurrido en ellos repetidas veces.

Durante los primeros tres años al frente del cargo, el número de deportaciones en Estados Unidos aumentó un 7 %.

Vienen a trabajar duro
Morton explicó que una buena política migratoria no sería aquella que implique la deportación para personas que llevan viviendo décadas en Estados Unidos, cuyos hijos son estadounidenses y que "solo llegaron al país para trabajar".

El exdirector del ICE, que no había concedido entrevistas anteriormente, defendió que la mayoría de los inmigrantes que llegan a Estados Unidos lo hacen para trabajar, y no con intenciones delictivas.

John Morton, exdirector del ICE, reconoce que Estados Unidos no tiene forma de deportar a 11 millones de personas y que es hora de la reforma migratoria.

"La mayoría de ellos no vienen aquí a cometer crímenes, la mayoría vienen a trabajar duro (...) Somos un país de ideas, de gente que trabaja intensamente, y la inmigración es una pieza importante en todo ello", afirmó durante su entrevista en el programa "De Buena Fuente".

Morton concluyó que esos inmigrantes que se encuentran en situación ilegal pero han dedicado su vida a trabajar en el país y no tienen un pasado delictivo, deben ser eximidos del estatus de ilegal de la mano de alguna aportación adicional a Estados Unidos, como prestar servicios comunitarios. (Agencia EFE).

Más de 520.000 jóvenes se han acogido al DACA

Por María PeñA

Agencia EFE

Se cumple un año del anuncio del "perdón" presidencial que ha permitido a más de 520.000 jóvenes indocumentados evitar temporalmente su deportación de Estados Unidos, mientras el Senado debate una reforma que busca reconstruir el sistema migratorio estadounidense.

Hace exactamente un año, el Gobierno del presidente Barack Obama anunció el programa de "acción diferida" (DACA, por sus siglas en inglés), que suspende durante dos años la deportación de ciertos indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad.

El programa, que no necesitaba respaldo parlamentario, ha dado un respiro temporal a decenas de miles de jóvenes que no pueden trabajar, estudiar o viajar por falta de "papeles". En algunos estados de los Estados Unidos ese permiso temporal les ha facilitado el obtener una licencia de conducir.

A falta de Dream Act

A esos jóvenes se les denomina "Soñadores" ("Dreamers") porque son posibles beneficiarios del "Dream Act", un proyecto de ley que les ofrecía la residencia permanente pero que fracasó en el Congreso en diciembre de 2010.

"Hoy hace un año que la Administración asumió la causa de los 'Dreamers' y tomó acción para hacer que nuestro sistema de inmigración sea más representativo de nuestros valores como nación", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El portavoz recordó, no obstante, que esas medidas "nunca tuvieron el propósito de ser una solución permanente". "Por eso necesitamos que el Congreso apruebe lo antes posible un proyecto de ley de reforma migratoria de sentido común, de manera que esos 'Dreamers' puedan continuar contribuyendo a este país y nos ayuden a honrar nuestra historia como nación de leyes y nación de inmigrantes", subrayó Carney.

Las estadísticas

Según las cifras más actualizadas de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés), entre agosto de 2012, cuando entró en vigor el programa, y mayo pasado, se aprobaron 520.157 solicitudes para el programa de acción diferida.

Del total de 539.128 solicitudes recibidas por USCIS, las autoridades rechazaron 18.971. En promedio, las autoridades aprueban a diario 2.614 solicitudes.

La mayoría de los solicitantes provienen de México, seguidos por El Salvador, Honduras, Guatemala, Corea del Sur, Perú, Brasil y Colombia.

La lista de los principales países de origen de los solicitantes la completan Ecuador, las Filipinas, Argentina, Jamaica, India, Venezuela, la República Dominicana, Trinidad y Tobago, Bolivia, Costa Rica, Uruguay y Pakistán, en ese orden, según USCIS.

Aunque más de medio millón de jóvenes se han acogido a la Acción Diferida, se calcula que el total de potenciales beneficiarios ascendería a 2 millones. Muchos no lo han hecho por razones económicas o porque piensan que los intereses políticos podrían echar para atrás esta medida.

 

 

Los requisitos

Para recibir este beneficio -que no concede un estatus legal, según el Departamento de Seguridad Nacional-, los estudiantes indocumentados de hasta 31 años de edad, tienen que cumplir una serie de requisitos, incluyendo el haber entrado en Estados unidos antes de los 16 años, no tener antecedentes penales o representar una amenaza para la seguridad nacional, y una prueba de inscripción o graduación en una institución secundaria.

Aunque el permiso temporal es renovable, activistas de la comunidad inmigrante presionan al Legislativo para que apruebe una reforma migratoria integral este año.

"Si esta reforma no avanza, sería un duro golpe desde el punto de vista humanitario pues no habría alivio de la deportación y la separación familiar. Sería un desperdicio de talento de estos jóvenes" que "han demostrado su potencial", dijo a Efe Maribel Hastings, asesora del grupo "America's Voice".

Un misterio de $150.000 millones

Agencia EFE

En el debate sobre la reforma de inmigración en Estados Unidos persiste hoy un misterio: qué hacer con unos 150.000 millones de dólares en tributos de millones de inmigrantes indocumentados, y cuáles de ellos podrán reclamar los beneficios por los que han pagado.

"No sé, no he escuchado nada al respecto", dijo, perplejo, a la agencia Efe el senador republicano de Kentucky, Rand Paul, quien procura oficiar como conciliador entre los sectores más conservadores de su partido que se oponen a la reforma y los republicanos que la creen imprescindible para atraer el voto hispano.

"No tengo idea", añadió Paul al término de su disertación ante un grupo de cristianos conservadores que la semana pasada rezaron por la reforma integral del sistema de inmigración.

Números ficticios, dinero real

La Administración del Seguro Social calcula que en las últimas dos décadas ha acumulado unos 150.000 millones de dólares en impuestos sobre las remuneraciones que han sido depositados con números de cuentas ficticios o falsos.

Esto equivale a alrededor del 8 % de los 1,7 billones de dólares del fondo fiduciario del Seguro Social.

En Estados Unidos, donde no existe un documento nacional de identidad, la tarjeta del Seguro Social con su número de nueve dígitos se usa para muchas transacciones. Y puede adquirirse una tarjeta falsa por unos 100 ó 150 dólares en muchas partes.

No saben nada

El senador republicano de Utah, Orrin Hatch, y su correligionario de Florida, Marco Rubio, han presentado enmiendas al proyecto de reforma migratoria que debate el Senado, que requieren que los indocumentados prueben que han pagado impuestos antes de que se legalice su situación.

Pero un portavoz de Hatch dijo a Efe que la legislación que se discute no contempla específicamente el problema del Seguro Social, y que la posibilidad de que los trabajadores que han pagado impuestos con documentos falsos puedan recibir beneficios "quedará a decisión de la Dirección de Impuestos Internos".

"El problema es que muchos han pagado y siguen pagando impuestos usando números de cuentas falsos, inventados, o que corresponden a otras personas", explicó a Efe un asistente del jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nebraska.

La doble moral

David North, un experto en el Centro de Estudios de Inmigración -un instituto que promueve una regulación más estricta de la inmigración- indicó a Efe que no hay una forma clara de lidiar con esta situación.

Y Mark Krikorian, director ejecutivo de ese centro, opinó que el dilema del Seguro Social "es en realidad un argumento para mantener a los inmigrantes indocumentados como indocumentados porque así jamás cobrarán los beneficios del Seguro Social".

Un estudio divulgado por el Centro para el Progreso Estadounidense sostiene que los inmigrantes indocumentados -que como segmento demográfico son más jóvenes que la población en general- podrían contribuir con 1,2 billones de dólares al sistema de seguridad social en las próximas tres décadas y media.

 

 

Qué pasa si no contribuyen

Stephen Goss, jefe de la Administración del Seguro Social, calcula que unos 3,1 millones de inmigrantes indocumentados pagan sus impuestos cada año, y esa contribución llegó a unos 15.000 millones de dólares en 2010.

Goss calcula que tres de cada cuatro inmigrantes indocumentados que trabajan, contribuyen al sistema, y que sin la contribución de los indocumentados el sistema del Seguro Social "hubiese entrado en un déficit persistente de recaudaciones para cubrir los pagos desde 2009".

Con más de 12 millones de inmigrantes indocumentados es enorme la variedad de situaciones que complican una decisión en materia de impuestos y beneficios sociales, apuntó el colaborador del senador Reid.

Documento real

Hay trabajadores que han usado durante años una o más tarjetas falsas del S.S., y su única posibilidad de cobrar una jubilación o recibir la asistencia del programa gubernamental de subsidios médicos Medicare, es que se presenten a las autoridades, confiesen el delito y obtengan un documento real.

Hay quienes han estado usando nombres y números de otras personas, ya sea porque cargan documentos robados o porque alguien les prestó esas identificaciones. A la hora de reclamar los beneficios no existen, legalmente, para el sistema, y las otras personas tienen contribuciones abultadas en sus cuentas.

"Imagínese la situación de un trabajador indocumentado que, además, tiene dos hijos indocumentados y un tercero que nació en Estados Unidos y es ciudadano", añadió el informante.

"Si fallece, sus dos hijos mayores no tienen derecho a pensión, pero el tercero podría reclamarla y, sin embargo, depende de una contribución a una cuenta falsa". (Agencia EFE).

Detención de indocumentados,
un multimillonario negocio

Hay 33,7 millones
de mexicanos en E.U.

Agencia EFE
Los mexicanos, que ya conforman cerca del 64 % de la población hispana, alcanzaron la cifra récord de 33,7 millones en 2012, la mayoría de ellos nacidos en este país, según un informe divulgado por el Centro Hispano Pew.

El estudio, que se apoya en datos de la Oficina del Censo, dijo que esa cifra incluye a los 11,4 millones que han emigrado de México y los 22,3 millones que nacieron en Estados Unidos, cifras que sumadas representan el 11 % de la población nacional.

El análisis indicó que la población de origen mexicano ha aumentado drásticamente en las últimas cuatro décadas, convirtiéndose en "una de las migraciones masivas más grandes en la historia moderna".

Disminución
A manera de comparación, si en 1970 menos de un millón de mexicanos vivían en Estados Unidos para el año 2007 esa cifra alcanzó un punto máximo de 12,5 millones. Desde 2007, sin embargo, ese número ha bajado, según el Centro Hispano Pew.

En la actualidad, cerca del 35 % de los hispanos de origen mexicano nació en México y, aunque el 65 % restante nació en Estados Unidos, de éstos el 52 % tiene al menos un padre inmigrante.

Antes de la década de 1980, el crecimiento en la población mexicana provino principalmente de los mexicanos que nacieron en este país, pero, entre 1980 y 2000, ese crecimiento se atribuyó más a la emigración desde México.

Esa tendencia, en todo caso, se revirtió nuevamente entre 2000 y 2010, período en el que el número de nacimientos superó a la inmigración como principal vector del crecimiento poblacional, dijo el estudio.

Agregó que los 11,4 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos conforman el principal grupo de inmigrantes en esta nación, que cuenta con un total de 40 millones de extranjeros.

Después de los mexicanos, el siguiente grupo de extranjeros lo conforman los chinos, con un total de dos millones, indicó el documento.

Indocumentados
Los inmigrantes mexicanos, además, conforman más del 55 % de la población indocumentada en Estados Unidos, que se calcula en alrededor de once millones de personas.

El informe fue divulgado en unos momentos en que el Congreso federal estudia una reforma migratoria integral que abra una vía para la legalización y la ciudadanía de los indocumentados.

La reforma migratoria es de gran interés para los países en América Latina y será, previsiblemente, uno de los temas que aborde el presidente Barack Obama en su gira por México y Costa Rica entre mañana y el próximo sábado.

 

Canadá pone freno a peticiones de refugio

Agencia EFE

Canadá dijo que las solicitudes de asilo se han reducido en un 70 % tras los recientes cambios que realizó a las leyes del país, lo que le podría permitir ahorrar hasta 2.000 millones de dólares canadienses (1.960 millones de dólares estadounidenses).

El ministro de Inmigración canadiense, Jason Kenney, calificó el resultado de los cambios como "un éxito". Kenney dijo a través de un comunicado que "el mensaje ha sido recibido alto y claro de que Canadá no tolerará el continuado abuso del sistema de asilo".

"Las recientes reformas son un claro éxito ya que hemos visto la dramática reducción de las peticiones de países que históricamente habían tenido un elevado número de solicitudes rechazadas", añadió Kenney.

El caso de Hungría

Kenney puso el ejemplo de Hungría, que en 2011 y 2012 fue la principal fuente de solicitudes de refugio, especialmente de individuos de etnia gitana.

Tras los cambios efectuados hace dos meses, las solicitudes de asilo de Hungría se han reducido un 98 % comparado con la media de peticiones entre 2009 y 2012.

Según los datos gubernamentales, del 1 de enero al 19 de febrero sólo siete individuos procedentes de Hungría solicitaron refugio en Canadá. Durante el mismo periodo de 2010, las peticiones recibidas fueron 415.

Críticas a reformas

El periódico The Toronto Star dijo en enero que el Gobierno canadiense colocó en la ciudad húngara de Miskolc, donde viven muchos de los gitanos del país, anuncios que advertían de que las peticiones de refugio "sin fundamento" serían procesadas de forma más rápida y los solicitantes expulsados del país.

La reforma del sistema de refugio canadiense ha sido criticada por organizaciones de defensa de los derechos humanos que han acusado a Ottawa de ignorar la situación real de persecución en muchos países.

Los mexicanos

El pasado 14 de febrero, Canadá incluyó en la lista de "países seguros" a México, lo que dificultará la aceptación de solicitudes de refugio procedentes del país latinoamericano.

En 2009, Canadá impuso la necesidad de solicitar visado de entrada a los ciudadanos mexicanos después de un "acusado" aumento de las peticiones de refugio procedentes de este país.

En su momento, Canadá justificó la decisión porque en 2008 más de 9.400 mexicanos solicitaron refugio en Canadá, el 25 % del total de peticiones recibidas por el país.

 

 

 

 

Al mismo tiempo, el Ministerio de Inmigración destacó que, de esas 9.400 peticiones de refugio, sólo el 11 % de los casos fue aceptado por los tribunales migratorios.

Países seguros

Con la inclusión de México en la lista de "países seguros", cualquier petición de refugio será procesada en un plazo de entre 30 y 45 días y, aunque los solicitantes pueden recurrir decisiones en contra, no pueden acudir a la división de apelaciones para refugiados recientemente creada en el país.

En la actualidad, Canadá ha incluido a 35 países en su lista de países seguros.

Las autoridades canadienses dijeron que, de mantenerse la tendencia de los dos últimos meses, la reducción del número de peticiones de refugio permitirá ahorrar a Canadá 2.000 millones de dólares canadienses en los próximos cinco años en gastos de asistencia social, sanitarios y de educación.

 

Cifras de los indocumentados en USA

Canadá necesita trabajadores

El Gobierno canadiense empezó a aceptar 3.000 solicitudes para emigrar a Canadá de trabajadores extranjeros cualificados, especialmente en los sectores de la construcción y de la extracción de gas y petróleo.

El pasado 10 de diciembre, el Gobierno canadiense anunció medidas para agilizar la llegada al país de trabajadores de oficios tradicionales ante "la grave escasez" de profesionales en algunas regiones del país con la creación del llamado Programa de Oficios Capacitados.

Las autoridades canadienses también dieron a conocer el listado de oficios que estarán incluidos bajo el programa. El listado está disponible en la página web http://www.cic.gc.ca/english/immigrate/trades/applications.asp.

Las solicitudes para emigrar a Canadá están disponibles en la dirección http://www.cic.gc.ca/english/immigrate/trades/apply-how.asp.

Los trabajos

Las autoridades canadienses han dividido en dos grupos los oficios. En el primero, de 17 ocupaciones, han establecido un límite de 100 solicitantes por cada una. En el segundo grupo, de 26 oficios, no hay límites de solicitantes.

El ministro de Ciudadanía e Inmigración de Canadá, Jason Kenney, dijo "el nuevo Programa de Oficios Capacitados responderá a la grave escasez de trabajadores que existe en algunas regiones del país y ayudará a expandir la economía de Canadá".

"Los empresarios canadienses han pedido desde hace tiempo formas para atraer trabajadores capacitados que necesitan para responder a la demanda en muchos sectores del país. Hemos escuchado sus preocupaciones y creado este programa", añadió Kenney.

 

 

 

 

 

 

Para presentar solicitudes al programa, Canadá requiere estar cualificado para los oficios señalados, un nivel básico de inglés o francés (tanto oral como escrito), una oferta válida de empleo en Canadá o un certificado de cualificación de cualquier provincia o territorio, y al menos dos años de experiencia en el oficio.

Millones de residentes
no tramitan la ciudadanía

Activistas hispanos lamentan que más de ocho millones de residentes permanentes no se hayan convertido en ciudadanos, por lo que siguen desprotegidos ante políticas agresivas contra los inmigrantes y se pierde influencia política.

"Cada persona que como residente permanente califica y no tramita su ciudadanía debe de ser consciente del daño que provoca individualmente a toda la comunidad inmigrante al no ejercer todos sus derechos de ciudadano", dijo a Efe Juan José Gutiérrez, presidente de la Coalición Vamos Unidos USA.

Gutiérrez explicó que la "residencia no es garantía de que siempre van a permanecer en Estados Unidos", porque si residen en estados con políticas antiinmigrantes y tienen la desgracia de incurrir en una falta menor "corren el peligro real de que se les puede enjuiciar y deportar".

Fuerza que se pierde

Gutiérrez destacó que los más de ocho millones de residentes permanentes que no reclaman su ciudadanía son una fuerza política que se está perdiendo por no poder votar.

"En la comunidad hispana si todos los que pueden adquirir su ciudadanía pudieran votar con ese poder podríamos poner presión sobre los políticos para atender las demandas más sentidas de nuestra comunidad como una reforma migratoria justa e integral", aseguró Gutiérrez.

El activista recordó que hasta principios de los años 90 la comunidad mexicana era la que tenía el índice más bajo de naturalización, pero que esa situación ha cambiado al darse cuenta de los "beneficios que les pueden heredar a los hijos a través de su ciudadanía".

Los elegibles

Lizette Escobedo, directora nacional de Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO), dijo a Efe que, según cifras del Departamento de Seguridad Nacional, en Estados Unidos hay 12 millones de residentes permanentes de los cuales 8,2 millones ya son elegibles para tramitar la ciudadanía.

"De los 8,2 millones de elegibles a la ciudadanía el 44 por ciento nacieron en países latinoamericanos, y en California específicamente hay 3,3 millones de residentes permanentes de los cuales 2,3 millones ya pueden tramitar la ciudadanía", explicó Escobedo.

"Nuestra comunidad latina tiene varios siglos de estar aquí, aquí han nacido sus hijos, pagan impuestos, trabajan y así contribuyen a la grandeza de este país" aseguró Escobedo, que agregó que lo único que les falta es ser ciudadanos.

Los líderes de la comunidad hispana se lamentan de que los más de ocho millones de residentes permanentes que no reclaman su ciudadanía son una fuerza política que se está perdiendo por no poder votar.

 

 

Falta de dinero

Francisco Rivera, presidente de la Mesa Redonda Centroamericana, explicó que "hay muchas personas que no hacen el trámite, porque no tienen los 680 dólares que cuesta el trámite de ciudadanía y cuando son varios en la familia los costos no están al alcance de sus salarios".

"Pero es necesario que las familias de bajos recursos sepan que pueden llenar una solicitud de exención de pago al Departamento de Inmigración y Ciudadanía y si comprueban que están en la categoría de bajos ingresos no pagarán los 680 dólares", aseguró.

Rivera aconsejó que, para informarse mejor de manera gratuita, las familias deberían asistir a las ferias de ciudadanía que organiza habitualmente la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos (NALEO).

Antonio González, presidente del Instituto William Velázquez, dijo a Efe que "con la crisis económica todo se fue para abajo, la tasa de naturalización se cortó por más de la mitad porque la gente no tiene dinero para pagar por los trámites, que el Gobierno los ha puesto demasiado caros".

"Tanto el Gobierno de George W. Bush como el de Barack Obama no han destinado fondos para estimular con campañas fuertes, a través de las organizaciones, que la gente tramite su ciudadanía", finalizó.

Los beneficios de ser ciudadano

Cada año unas 700 mil personas se convierten en ciudadanas estadounidenses en ceremonias de naturalización en todo el país.

Al jurar lealtad a Estados Unidos, cada ciudadano nuevo se compromete a respetar la Constitución y a defender a su nuevo país cuando sea necesario. A cambio, disfrutan de los muchos beneficios y privilegios que ofrece la ciudadanía estadounidense.

A continuación el Gobierno resalta algunos de los beneficios de naturalizarse.

1.Ayudar a inmigrar a parientes

Un beneficio importante es que los ciudadanos nuevos pueden ayudar a sus familias a inmigrar a Estados Unidos. De hecho, ellos tienen la prioridad para inmigrar a Estados Unidos. Además, los hijos menores de 18 años obtienen automáticamente la ciudadanía de sus padres.

2.Derecho a votar

Solamente los ciudadanos de Estados Unidos tienen derecho a votar en las elecciones federales y participar como candidatos en la mayoría de las elecciones locales, estatales y federales. La participación directa en la democracia es uno de los grandes privilegios de este país. Se puede conocer más información sobre las votaciones y elecciones en GobiernoUSA.gov.

3.Portar un pasaporte estadounidense

Estados Unidos protege a sus ciudadanos en el extranjero a través de las embajadas y consulados y ese es otro de los beneficios de jurar lealtad a este país. La asistencia varía desde ayuda para víctimas de delitos en el extranjero hasta instrucciones sobre qué hacer en caso de que ocurra una situación de emergencia en el lugar donde estén.

4.Acceso a más trabajos

El Gobierno federal es uno de los empleadores más grandes del mundo con empleos en un sinnúmero de industrias. Sin embargo, la mayoría de los trabajos con las agencias federales requieren que los aspirantes sean ciudadanos estadounidenses.

5.Participación en un jurado

Una de las funciones cívicas más importantes de ser ciudadano es participar como miembro de un jurado federal. Estas son personas que ayudan a determinar la inocencia o culpabilidad de un acusado. Los miembros de un jurado federal son seleccionados al azar

El candidato republicano Herman Cain propuso un muro electrificado en la frontera con México para que todo el que se atreviera a pasar muriera en el intento. Después se arrepintió, pero esa es la tónica que predomina entre los aspirantes presidenciales de ese partido.

 

 

de listas electorales y otras bases de datos como la licencia de conducir.

6.Acceso a más becas estudiantiles

El Gobierno federal ofrece asistencia financiera estudiantil de diversos tipos, incluyendo becas con fines específicos que solamente están disponibles a ciudadanos estadounidenses.

Para aprender más sobre temas relacionados a inmigración y ciudadanía visite GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU. Este artículo se hizo con la colaboración del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

 

 

Copyright © Nacion Hispana - designed by Ivan Puello